3 Books that everyone who wants to improve should read

DISCLAIMER: I have come to a realization after reading many books on self-improvement. I’m a self-improvement junkie and I sometimes consume information with the belief that consuming it will magically improve myself.

The truth is that if you really want to become a better version of yourself you should sacrifice and work for it every single second of the day. Write down your goals, be clear and work diligently to get better results in your life.

I hope that with this extremely filtered self-improvement book list you’ll get actionable advice that will help you faster than seeking the right books to read by yourself and wasting time reading

The passive mode of consuming and buying media will not help you I hope that you’ll get the drive you need by reading these books:

The slight edge by Jeff Olson

the slight edge cover

If you only read one book from this list make it this one. While the book might feel slow and repetitive for the first half it packs tons of fundamental advice to change your view on habits and start looking at your self improvement journey as an everyday goal that must be worked slowly and constantly to see results. 

With all of the actionable tips you’ll get from this book you’ll be able to read or take any book or course on any topic and accomplish your goals easily since your mentality will be upgraded. 

Models by Mark Manson

This is a self improvement book disguised as a dating advice book by the same guy who wrote [link to The Subtle Art of Not Giving A Fuck] .

While the main theme overall is “how to get more girls to like you” the fundamental advice from Mark is to stop searching for validation outside and instead focus on yourself. 

He gives you actionable advice to get a better social life, fitness routine and mentality to start winning more in all the important areas of self fulfillment. 

12 rules for life by Jordan B. Peterson

Much has been said about Jordan Peterson recently but one thing is for certain:

If you listen closely and pay attention to his general message about life meaning you’ll be able to turn your life around whatever the actual condition of it is right now. 

He walks you trough 12 different life rules that will help you improve as a human being and start looking at the world from a “What can I do to make things better no matter how small the change can be?” kind of way. 

I think that these 3 books have helped me more than the others and I’m sharing them with you because I really think that if you read them you’ll be able to learn something new and improve your life at least a little bit.

What do you think about them? 

Interview with Christian Guzman from Alphalete

My Favorite Leaders create leaders episode

This is definitely my favorite leaders create leaders episode where Gerard Adams interviews Christian Guzman the founder of Alphalete. 

His story is really amazing. He started from the bottom and built his brand via YouTube > opened a Gym > kept building his brand > opened a new Gym and then created the most popular gym clothing brand in the market right now. 

A really good example of hard work and focus. 

Do it fucking now

Do it F***ing Now.

Don’t wait. Don’t procrastinate. The winners in this world are not the ones who find the greatest excuses to put off doing what they know will make them more money. The winners are the ones that prioritize and seize the day.

Create a list of action items to make sure your important tasks get accomplished. Every project you’re working on should be in action. If you’re not moving, you’re standing still. Your next step towards making money must not be “something I’ll take care of maybe sometime next week.” If it’s going to help make you money: Do it F***ing Now.

Some of you may think that you don’t need the “f***ing” in “do it f***ing now”. You do. You need that impact, that force, that call to action, that kick in the ass to get you moving. Otherwise, you’ll end up another loser that had a great idea a long time ago but never did anything about it. Dreamers don’t make money. Doers make money. And doers “Do it F***ing Now.”

As seen on an old BHW post that no longer exists

Hay alguien que siempre ve lo que haces.

Actuar como si alguien te estuviera viendo funciona porque siempre hay alguien que lo hace: TU.

Cada acción/pensamiento refuerza los caminos neuronales relevantes necesarios para esa acción/pensamiento. Todas las acciones/pensamientos pueden ser imaginados como un hábito diario, por ejemplo, levantar pesas: Cada vez que lo haces, se vuelve más fácil.

Esto también funciona de la manera contraria: Cada justificación moral que haces, permíte que te hagas la misma justificación cada vez más fácil la siguiente vez.

Así que cada vez que decides aplazar la alarma al despertarte, haces más fácil que la siguiente vez sea mucho más mecánico el apagarla. Cada acción/pensamiento afecta tus acciones/pensamientos futuros.

¿Por qué todas las filosofías antiguas mencionan tanto la fortaleza de carácter? No es porque un poder místico te esté observando, sino porque actuar como si lo hiciera te llevará a mejores acciones. La mejor estrategia para tener acciones futuras optimas es actuar correctamente hoy sin importar quien esté observando.

Porque esto refuerza tu yo futuro en lugar de debilitarlo. P.e.  de eso habla @naval cuando menciona el interés compuesto en todas las áreas de tu vida.

Charlie Munger on getting ahead

We get these questions a lot from the enterprising young. It’s a very intelligent question: You look at some old guy who’s rich and you ask,

“How can I become like you, except faster?”;

Spend each day trying to be a little wiser than you were when you woke up. Discharge your duties faithfully and well. Step by step you get ahead, but not necessarily in fast spurts. But you build discipline by preparing for fast spurts… Slug it out one inch at a time, day by day, at the end of the day – if you live long enough – most people get what they deserve.

– Charlie Munger

Cómo volverte más disciplinado y diligente

Aquí te explico qué pasos puedes tomar ya para mejorar tu disciplina, ser más responsable y empezar a alcanzar metas y objetivos generando mejores resultados.

1. Planea lo que quieres lograr

 “si no sabes a dónde vas, cualquier camino te sirve”

Entonces define exactamente qué es lo que deseas alcanzar y los pasos que tendrás que tomar para concretar tu meta.

Existen muchas metodologías para saber lo que quieres. La que más me sirvió fue Future Authoring en donde te haces una serie de preguntas personales para darte cuenta de lo que quieres y con esto podrás definir la manera de alcanzar, actualizar y medir los objetivos que te tengas que poner siguiendo los pasos que te recomiendan en el programa.

1.1 Parte tus metas en micro-procesos/micro-hábitos

elephant

Ok, ya creaste tus objetivos y tienes una idea clara de lo que quieres que sea tu vida a corto, mediano y largo plazo. Ahora tal vez te sientas abrumado por los objetivos grandes que tienes.

En estos casos de ansiedad, debes poner metas lo suficientemente altas para que tengas que esforzarte más de lo normal y lo suficientemente bajas para que no te sientas estresado y presionado al grado de que termines sin hacer nada como todas las veces anteriores donde has fallado.

¿Como encuentras esa medida justa? Aprendiendo a partir tus objetivos y metas en micro-procesos. Que es una manera fancy de decir:

“parte tu meta en metas más chicas y fáciles de alcanzar”

Si existe la posibilidad, busca siempre relacionar los micro-procesos con “micro-hábitos” Por ejemplo, si tu quieres escribir una novela es mejor decir “voy a escribir 10 minutos al día” a decir “voy a escribir 3 capítulos esta semana”. En el primero, estás creando una meta de micro-hábito que al final te beneficiará siempre si quieres ser escritor. En el segundo, pones metas grandes y difíciles sobre todo si nunca escribiste un libro antes.

2. Regula tus hábitos diarios

3. Agenda tu tiempo

Diseña tus días con ayuda de una Agenda como Google Calendar.

Si intentaste esto antes y lo odias, entonces lo haces mal. Estás usando el calendario como si fuera un tirano que te dice las cosas que tienes que hacer si quieres ser una persona convencionalmente buena. Así que llenas tu día con responsabilidades arbitrarías que pensabas te harían ser esta persona.

Debes usar el calendario para diseñar el día que más te gustaría tener y obviamente debes incluir algunas responsabilidades y progresar en esas cosas que tienes que progresar para que tu día no se vaya al carajo y cada vez estés más cerca de las metas que ya te pusiste antes.

Al final, la idea es que te consideres como una multiplicidad de personalidades subconscientes que a lo largo de los años han combatido por tomar las decisiones de tu día a día.

Tienes al jefe tirano que te dice qué hacer por un lado y del otro, un empleado irresponsable que de por si no quiere hacer nada. ¿Te imaginas lo difícil que ha sido esto sin un orden?

Por ello, aprende a negociar contigo, sé sincero y  pregúntate:  – Oye, sé que siempre hemos dicho cosas y no las hacemos, he sido muy malo contigo y de verdad lo quiero enmendar. Te quisiera pedir con amor que me ayudes un poquito, vamos a hacer esta cosa pequeña para que nuestro día sea solo un poquito mejor, ¿qué quieres de premio por hacer esto? –

Descubrirás, que una voz interna, esa voz del niño interior que ha sido maltratado por mucho tiempo y tiene pena de salir, empieza a resonar internamente. Cuando lo escuches, hazlo sinceramente recordando que lo has maltratado por mucho tiempo y no has permitido que se desarrolle correctamente.

Escucha, pide amablemente y logra tus objetivos alineando tu subconsciente con lo que realmente quieres en tu realidad.

Si eres alguien disperso, puedes entrenarte diariamente y limitar tus distracciones empezando con objetivos lo más pequeños posibles. El truco es ponerse metas un poco más grandes a tu nivel actual de habilidad e inculcar los hábitos que quieres inculcar, lo importante es usar mejoramiento incremental, algo parecido al interés compuesto.

Recuerda que:

dirección es más importante que posición actual.

En ese sentido, apunta a lograr un 1% de mejoramiento diario a comparación del día o semana anterior.

¿Cómo sabes si desperdiciaste un día?

Porque al final estás en igual o peor forma que cuando lo empezaste. Ese es un día desperdiciado y estúpido.

Lecturas recomendadas

  1. Eat the Frog
  2. No excuses!

 

Modelar > Admirar

En “Unlimited Power” Tony Robbins habla de cómo puedes acelerar tu crecimiento y desarrollo personal por medio del uso de la “modelación” donde básicamente defines tus metas personales de vida como la base del proceso y una vez que sepas lo que quieras en los pilares fundamentales (salud, dinero, amor, amistades, carrera) buscas a alguien que haya alcanzado lo que tu quieres alcanzar en esas áreas.

Para lograrlo, hay que darse cuenta de que en toda la historia de la humanidad, existen millones de personas que han logrado cosas increíbles y a las cuales admiras. Si empiezas a buscarlas y enfocar tu atención en esa temática. Comenzarás a encontrarlas.

“When the student is ready, the master will come”

Cuando encuentres a esa persona modelo, lo primero que tienes que hacer es documentarte acerca de su vida. Leer sus libros, ver sus videos, escuchar sus podcasts y comprender la forma en que piensa y opera esa persona lo más que puedas.

Lo siguiente a hacer será empezar a aplicar los principios, ideas y formas de actuar de esa persona en tu vida de manera que adaptes todo lo aprendido a tu realidad. ¿A qué me refiero con esto?

A que realmente no importa la ubicación geográfica de la persona a quien estás modelando sino lo que importa es comprender, absorber y leer desde el punto de vista de esa persona los principios que te está dando para que los puedas tomar y adaptar a tus circunstancias. Todos tenemos oportunidades justo en nuestras narices y de alguna manera huimos de ellas o simplemente no las tomamos porque no las vemos.

Empieza a ver lo que tienes enfrente y a buscar la manera de adaptar todo lo que has aprendido de tus modelos a seguir en tus circunstancias y recursos actuales.

Recuerda que no importa donde estés ni lo poco o mucho que tengas, sino lo que hagas con eso y de qué manera lo uses para evolucionar y crecer. Todos podemos alcanzar espirales de crecimiento positivas en la vida, la cuestión está en tomar lo que hay y prosperar.

Y recuerda no olvidarte de documentar y compartir lo aprendido para que todos nos elevemos a un nivel superior.

¿Cómo mantenerse en el camino correcto?

Esta podría considerarse una pregunta muy ambigua, cuando hablo de camino correcto me refiero a la orientación correcta en tu vida, esa dirección que sabes es la correcta porque está cargada de significado positivo para ti y todas las personas que te rodean.

Definir qué es camino correcto y cómo encontrarlo en primera instancia es parte de otro post. Por el momento me voy a enfocar a poner en palabras la manera de mantenerte haciendo los hábitos que sabes que tienes que hacer y comportándote de la manera que sabes es la correcta.

En todo viaje, metafórico o real, siempre habrán periodos de diferente duración donde habrá desviaciones e incluso retrasos que te separen de tu destino final. En el ámbito de tu vida, esto puede ser una desviación por romper un hábito o tomar una mala decisión que si no tienes cuidado te puede llevar a una racha de malas decisiones que a su vez se vuelvan una mala temporada y te envuelven en una “espiral negativa”.

Al principio una decisión, de cualquier tipo, no parece muy grande. La tomas y los días van a pasar mientras no vas a notar diferencia alguna. Esto es porque “el interés compuesto” de esta decisión aún no se ha acumulado. Si pudieras poner en una gráfica el impacto de esta decisión, se vería más o menos así:

Con esto quiero decir que las decisiones que haces todos los días, por más pequeñas que sean, son de gran impacto para tu yo futuro y la única manera de ayudarte, de ayudar al Nacho del futuro, es decidiendo TODO el tiempo por hacer lo correcto.

Van a haber ocasiones en que no puedas ir al gimnasio, que no te aguantes y caigas ante la tentación de un postre, que hagas una tontería que sabes que no deberías hacer, etc. Y cuando pase esto tu única salvación va a ser el acumulado de las buenas decisiones que llevas tomando todos los días.

Mientras no dejes que este pequeño incidente se convierta en un gran periodo donde estés haciendo las cosas estúpidas que sabes que no debes hacer, entonces todo está bien.

¿Pero qué puedo hacer cuando caigo y rompo mis hábitos buenos?

Bueno, aquí algunas formas de superar esto:

Deja de culparte, ya pasó. Sigue adelante.

Está bien, caíste otra vez, como sea no puedes hacerte sentir menos por algún error temporal que tuviste. Aprende de eso y deja de lamentarte y sentirte mal. Trata tus errores y recaídas como un científico trataría un nuevo descubrimiento:

  1. ¿Qué paso?
  2. ¿Por qué paso?
  3. ¿Qué puedo hacer para que no vuelva a pasar?
  4. ¿Qué accionó esta recaída?
  5. ¿Hay maneras de evitar o destruir este detonante para que no ocurra de nuevo?
  6. ¿Qué me impide eliminar el detonante?

Si analizas la situación científicamente, encontrarás muchas respuestas, no veas la recaída como una desgracia, sino como una fuente de información CLARA Y ACCIONABLE de la cual puedes extraer puntos clave que te servirán para cambiar tu futuro un ajuste a la vez.

Ahora que analizaste todo lo que tenías que analizar y extrapolaste lo más importante…

Crea un plan de acción para empezar de nuevo y agrega lo encontrado

Bueno, ya tienes las respuestas ahí, ya sabes qué pasó y por qué pasó. Entonces ahora toca revisar tu plan e incluir lo que no tenías considerado, agrega todo lo que encontraste de tu recaída y modifica tu plan para proteger tu hábito nuevo y puedas estar listo para el siguiente detonante.

No lo uses de pretexto para recaer en otras áreas

Si, ya te comiste esos tacos y ahora te pasaste de las calorías en tu día, no te levantaste a la hora que tenías que levantarte para hacer ejercicio o te fumaste ese maldito cigarro que habías dicho que no tocarías jamás.

NO tomes una pequeña recaída en un área para romper otros hábitos que lleves, sigue con lo tuyo y no te des “unas vacaciones” que se pueden volver en años de fracaso y depresión.

La clave está en mantener la cabeza en alto, sacar el pecho, aceptar la derrota temporal y seguir caminando.

En conclusión, hay que mantener tu determinación y reforzarla todos los días, recordar por qué haces las cosas y para donde vas. Algún día tu yo futuro te lo agradecerá.